Categoría: RELIGIÓN

El Lama Sakya Trizin (薩迦法王) en Taiwán

Su Santidad el Venerable Lama Sakya Trizin ha realizado una visita a Taiwán de aproximadamente un mes en el que ha ido recorriendo la isla y visitando los diferentes centros de budismo tibetano arraigados por toda la geografía de Taiwán.

Cartel anunciando la visita de Sakya Trizin a Taiwán

Hoy he acudido a una ceremonia de la congregación de Taipei en la que Sakya Trizin ha bendecido a todos los fieles y ha dado un pequeño sermón en inglés, en el que ha hecho hincapié en el estudio y práctica de las enseñanzas de Buda para poder alcanzar el estado de Nirvana. El lamaísmo de tradición Sakya se remonta al siglo XI d.C. en el que da comienzo la dinastía Khön, que dice descender de los dioses del Reino de la Clara Luz , a la que pertenece el actual Sakya Trizin, Ngawang Kunga. Esta rama del budismo tibetano se diferencia del resto tradiciones en el hecho de que para los Sakya, el Samsara y el Nirvana no son dos estados separados por el cual se pasa de uno a otro de manera irreversible. Por el contrario, el Nirvana, como estado absoluto, es inalcanzable. La mente, el espíritu, pasa por estados de Nirvana y Samsara sucesivamente: si nuestra mente sufre y está llena de problemas, nos encontramos en estado de Samsara; si nos liberamos del sufrimiento y nuestra mente se ve libre de obstáculos, nos encontramos en estado de Nirvana.

El perfil religioso del actual Sakya Trizin tiene un gran prestigio dentro del mundo del budismo tibetano. Nacido en 1945 en Tsedong, Tibet, a los cinco años comenzó sus estudios religiosos y a los siete ya había pasado el examen de Tantra Hevajra en el gran monasterio Sakya. Un año después se inicia en la tradición del Buda Amitayus y peregrina a Lhasa donde es designado heredero al trono Sakya. Toma posesión formalmente en 1959. Para mantener un linaje casi milenario casa en 1974 con Dagmo Tashi Lhakyet, que le da un hijo Ratna Vajra, el cual es supuestamente su heredero.

Sermón en la congregación de Taipei, 04-07-2012 / Foto propia

Sakya Trizin es la segunda persona más importante en la jerarquía del budismo tibetano, tras el Dalai Lama. El hecho de que todo el perfil político haya sido atraído por este último, permite a Sakya Trizin moverse más libremente por todo el mundo sin estar expuesto a la presión política de Pekín. Hasta tal punto que su presencia en Taiwán ha pasado casi desapercibida para la prensa de la isla. No obstante, las pocas veces que ha hecho declaraciones sobre el asunto del Tíbet, del que él mismo tuvo que huir en 1959, sus respuestas han sido de tono conciliador y evitando la confrontación.

Es posible, como dice él mismo, que ciertamente las relaciones con China del gobierno tibetano de Daramsala hayan sufrido sutiles modificaciones tendentes a un acercamiento entre ambas partes. La reciente dimisión del Dalai Lama de los asuntos políticos no obstante no ha conseguido que las protestas e inmolaciones hayan frenado en los últimos meses.

La pretensión china de convertirse en el nuevo imperio mundial pasa por eliminar focos de tensión en su propio territorio: Tíbet, Xinjiang (Turquestán chino) y el contencioso de Taiwán. Los próximos años van a ser muy entretenidos.

Más información en la página oficial de Budismo Tibetano Sakya: http://www.hhthesakyatrizin.org/ (en inglés)